RSS

Elaboración de Instrumentos (Validez de Criterio)

15 sep

Validez de criterio

El criterio queda definido como la medida externa que existe con anterioridad al instrumento en cuestión y que es aceptado por expertos como un índice adecuado o satisfactorio de la característica que el nuevo instrumento pretende medir. Se trata de medir la ejecución futura de un individuo en alguna variable significativa (el criterio). Este tipo de validez se divide en concurrente y predictiva.

 

a) Validez concurrente: Grado hasta el cual el instrumento mide lo mismo que miden otros instrumentos ya existentes, considerados como medidas adecuadas del mismo rasgo. De igual manera se da cuando el instrumento se correlaciona con algún criterio existente que mida lo mismo que el instrumento (ejemplo: en una fábrica se utiliza la producción de las personas empleadas como criterio para evaluar empleados nuevos y como criterio para validación de una prueba para selección de personal). La validez concurrente de un instrumento no indica nada acerca de la capacidad predictiva de éste, solo señala que el instrumento nuevo que se ha desarrollado para medir un rasgo es tan eficiente o válido como el criterio previo.

 

b) Validez predictiva: Es el grado hasta el cual la ejecución de un instrumento sirve para predecir eficientemente la conducta futura de las personas que se han examinado. Se deben señalar coeficientes de validez predictiva para cada tipo de predicción que se pretenda hacer con un mismo instrumento (ejemplo: exámenes de inteligencia para medir éxito académico de los sujetos en distintos grados escolares). La predicción del comportamiento futuro, con un instrumento que se administre en el presente, se limita al lapso incluido en la determinación de la validez predictiva del instrumento. Solo es válida su capacidad predictiva de acuerdo al lapso en que se ha probado. La validez predictiva es esencial y se requiere en las pruebas de aptitud e inteligencia. El psicólogo que hace predicciones sobre comportamiento futuro sin tener sustento para tales, incurre a una mala práctica sujeta a consideraciones éticas y legales.

 

La diferencia entre ambas formas de validez se da en el tiempo que transcurre entre la  aplicación del nuevo instrumento por validarse y la aplicación del criterio que se da para validarlo. Si el lapso entre la aplicación del nuevo instrumento por validarse y la aplicación del criterio es corto, se está trabajando con validez concurrente. Pero si el lapso es largo, se está trabando con la validez predictiva. Ambos tipos de validez se miden computando un coeficiente de correlación entre los resultados de ambas administraciones (coeficiente de validez).

 

Validez de criterio (Brown, 1980).

Pregunta: ¿Qué tan bien predicen las calificaciones del instrumento la situación o ejecución de alguna medida independiente?

Evaluación: Mediante la comparación de calificaciones de la prueba con las de la medida independiente (cualitativamente diferente).

Orientación: Hacia el criterio, la variable predicha.

Ejemplo: Uso de una prueba de aptitudes escolares para predecir el promedio de calificaciones en la universidad; el empleo de una prueba de aptitudes para la mecánica, para predecir el éxito como mecánico automotriz; la utilización de un inventario de personalidad para predecir que conductores de automóvil tendrán accidentes.

 

About these ads
 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: