Elaboración de Instrumentos (Confiabilidad)

Confiabilidad

Es el “grado en que un instrumento produce resultados consistentes y coherentes” (Hernández Sampieri, Fernández-Collado, & Baptista Lucio, 2006, pág. 277)

 

Confiabilidad; Atiende a la pregunta ¿Hasta qué punto será consistente le ejecución de una persona si toma otra forma de la prueba psicológica (equivalencia) o si toma la misma forma en un momento diferente (estabilidad)?

Tipos de Confiabilidad

Confiabilidad Test-Retest:

Una medida posible de confiabilidad es la correlación existente entre medidas repetidas (o sea, entre una prueba y una reaplicación), a través del coeficiente de estabilidad.

Su paradigma se basa en la aplicación de la prueba, dejar transcurrir cierto tiempo y aplicar nuevamente. El intervalo puede variar de minutos hasta varios años.

Existen varias suposiciones en las que se basa la confiabilidad Test-retest:

1) La característica que mide el instrumento es estable en el tiempo.

2) Debemos suponer que no existe ningún efecto diferencial de olvido o práctica.

3) No debe producirse ningún aprendizaje diferencial entre las dos aplicaciones.

Cualquier variable que influya en la ejecución de una aplicación, pero no en la otra, reducirá la correlación. Cualquier error asociado a una aplicación específica de la prueba afectará a la confiabilidad del test-retest. Al igual que con las fluctuaciones cotidianas de ánimo, salud y motivación.

Confiabilidad de Pruebas Paralelas:

Este tipo de estimación de confiabilidad se refiere a la consistencia sobre las formas de una prueba, es decir, se establece un coeficiente de equivalencia.

Las formas paralelas cubren el mismo contenido, utilizan los mismos tipos de reactivos y tienen un grado de dificultad igual. Se requieren al no ser factible ni conveniente la segunda aplicación de una misma prueba.

Para determinar la confiabilidad de formas equivalentes, se debe aplicar una de ellas (forma A) y, a continuación, con un periodo mínimo transcurrido, la segunda (forma B). La correlación de los resultados obtenidos en ambas formas da el coeficiente de equivalencia.

 

Para contrarrestar los efectos debidos al orden de aplicación, a la mitad del grupo se le aplica la forma A seguido por la B, y a la otra mitad la forma B y a continuación la A.

 

Ambas pruebas deben ser equivalentes en contenido, formato y longitud, además de dificultad (que tengan medias similares) y en variabilidad (desviaciones estándar similares).

 

La falta de consistencia en las calificaciones se puede atribuir a diferencias en el muestreo de reactivos, además de que no se pueden controlar del todo las fluctuaciones a corto plazo debidas al estado de ánimo del sujeto o a las diferencias de aplicación de las dos formas.

Confiabilidad por Mitades:

 

Requiere de dos mitades independientes, esta división se realiza generalmente utilizando los reactivos de número impar en una de las formas y pares en la otra. La correlación de esos dos resultados proporciona una estimación de la confiabilidad.

 

El problema que presenta, es que cada conjunto de calificaciones se basa en la mitad de los reactivos de la prueba de origen. Al ser más corta, la confiabilidad será más baja que la que se espera de una prueba en su longitud original…

 

La estimación de la confiabilidad por mitades es un coeficiente de equivalencia, ya que ambas formas (mitades) se aplican en esencia en forma simultánea y sólo las fluctuaciones a corto plazo afectan su confiabilidad.

 

Consistencia Interna:

 

Es la consistencia de la ejecución a través de los reactivos que constituyen la prueba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s